banner noticias

El 21 celebramos el día del Libro

21-Dia-libro

El viernes 21 de abril, el colegio se convirtió en el escenario de un gran cuento para todos los gustos. Las diferentes aulas se transformaron en espacios para la realización de diferentes talleres, y todo totalmente ambientado para la ocasión: los talleres tenían su propio nombre relacionado con algún libro y también con la actividad que en él se iba a desarrollar, los profesores y los alumnos monitores se disfrazaron para la ocasión según el libro asociado a su taller, y el resto del alumnado se apuntó al taller que más le gustaba para realizar las actividades correspondientes. 

La jornada comenzó con el visionado del vídeo que sirvió como motivación "Los fantásticos libros voladores del Sr. Morris Lessmore"

A continuación y durante el resto de la mañana, se desarrollaron los talleres, que fueron muy variados, por lo que los alumnos tuvieron que apuntarse previamente al que consideraban más adecuado según sus habilidades. El más escogido fue "El árbol de las sonrisas", que consistía en la elaboración de pequeños cuentos con los más pequeños del colegio. El resto de los talleres fueron: "Alicia en el País de las Maravillas", sobre las greguerías de Ramón Gómez de la Serna; "Figura Bella", elaboración de caligramas; "Pinocho y Geppetto", creación de un teatro de guiñol, incluidas las marionetas, "El último Samurai", elaboración de haikus; "Los juegos del hambre", diseño de marcapáginas; "Pájaros en la cabeza", elaboración de móviles colgantes; "Shakespeare in love", dramatización de fragmentos de obras clásicas del teatro inglés; "La ladrona de libros", un tendedero de portadas elaboradas por los alumnos sobre sus libros favoritos, y "La fiesta del té del sombrerero loco", toda una tertulia literaria.
El llevar a cabo una celebración de esta manera nos ha permitido trabajar en torno a la lectura, a los libros y a la literatura en general desde las distintas inteligencias múltiples (lingüística, matemática, espacial, intrapersonal, interpersonal...).
La tarde se dedicó a preparar la exposición de los trabajos realizados por todo el colegio: se colgaron los cuentos elaborados en el árbol de las sonrisas, se empapelaron las paredes con caligramas, los peldaños de la escaleras se adornaron con greguerías y haikus...
Fue una celebración totalmente diferente a las de otros años en la que todo el alumnado y todo el profesorado estuvo involucrado.
¿¿Y tú, eres de finales felices??